Navigation

Tarde por la playa de Liencres

liencres_atardecer

Aún no había hablado de mi cámara nueva. Cambié la Canon 350D por una 400D. La vieja se la dejé de ocasión a mi padre y me pillé esta con sus megapixeles de más, su pantallita más grande y el famoso limpia-sensores. El cambio con la 350D es mínimo, pero la oportunidad estaba ahí y por la diferencia de precio me mereció la pena. Hacía ya unos días que la había recibido y no había tenido la oportunidad de estrenarla. Por falta de tiempo y por excesivo uso de la pequeña de la casa.

liencres_gente

Así que el jueves pasado, con la resaca copera encima, aprovechamos el único día soleado, aunque gélido, que nos ha dado la Semana Santa y nos fuimos a dar una vuelta por la playa de Liencres (o de Valdearenas, para los puritanos).

Una tarde de paseuco en toda regla, con gente, niños, más niños, algún perro y surfistas.

liencres_surf

Y siempre es un placer reencontrarse con el 75-300 IS, con los filtros polarizadores, con los controles manuales de apertura y exposición,… uno pilla complejo de paparazzi, pero luego el resultado merece la pena y se congela en el tiempo para siempre. Y no sé si habrá sido por el excesivo uso de la enana, el momento idóneo del día o el que la cámara es nueva, pero el resultado y la calidad de las fotos me ha dejado sorprendido.

Habrá que seguir disparando…