Navigation

Empanadas argentinas y Chimichurri

Con pocas ganas de nada llegué ayer a casa. Mucha llamada y mucho trabajo, y un buen dolor de cabeza. Y para quitarlo y evadirse, qué mejor que darse a la cocina. Acababa de ver una receta de Empanadas argentinas en El Mundo y me apetecia probar a ver que me salía.

Hay que tener en cuenta que en Francia no hay masa de empanadillas, así que hay que apañarse con una pâte brisée para tartas y cortarla. Para el relleno, carne de vacuno, cebolla, pimientos asados, tomate partido en cubos, huevo cocido, aceitunas, oregano, ajo picado, aceite y sal. Luego al horno media horita a 190-200 grados.

Pero las empanadas no son empanadas si no se acompaña de un buen chimichurri. Y como no lo venden envasado en el supermercado de al lado, pues me lo hice artesanal. Y la cosa es mezclar de todo y dejarlo posar. La base es aceite, vinagre y perejil. Luego se le añade cilantro machacado, comino rayado, oregano, pimentón (dulce y un poco de picante), cebolla, ajo, pimientos asados y sal. Aunque todo puede cambiar según la receta.

Y bien bueno que estaba todo. Quizás me falte aprender cómo hacer para que las empanadas sean más gordas, ya que al hacerlas tumbadas, quedan bastante fina. Seguro que hay algún recipiente para conseguir que queden más redondas. Seguiremos intentándolo.

Y el día que no tenga fuerzas para cocinarlas, siempre tengo el restaurante argentino al lado de casa.

(NOTA: Lo que aparece en la foto, que no es ni empanada ni salsa, es un experimento en plan tartaleta que hice con lo que me sobró de pasta y relleno. Y parece ser que estaba bueno…)